Leche de Coco: Propiedades y Beneficios

La leche de coco tiene una textura cremosa y un sabor ligeramente dulce. Con estas características podría parecerte un alimento perjudicial, pero nada más lejos de la realidad.

La bebida de coco se considera un líquido milagroso capaz de construir defensas inmunológicas que previenen enfermedades y, junto con sus parientes aceite de coco y agua de coco, es un alimento muy saludable.

Pero… ¿qué es exactamente la leche de coco y cómo se hace? En realidad, no es leche. Es un líquido natural que proviene de los cocos maduros, concretamente de mezclar la pulpa con agua. Cuando abres un coco fresco, el líquido blanquecino y lechoso que sale de él es agua de coco natural, pero si bates la pulpa y luego la filtras con un colador, el resultado es un líquido más denso conocido como leche de coco.

​¿En qué se diferencian estos dos líquidos? Cuando un coco está maduro, la mayor parte del agua que hay dentro se convierte en pulpa. Por eso, los cocos maduros tienden a ser mejores para hacer bebida de coco, mientras que los cocos más jóvenes (entre cinco y siete meses) son los mejores productores de agua de coco. El agua de coco es más rica en azúcares y ciertos electrolitos, mientras que la leche contiene más ácidos grasos saludables (provenientes del aceite de coco) y, en consecuencia, es más calórica.

Propiedades nutricionales de la Leche de Coco

​Además de proveer nutrientes y de tener un delicioso sabor, la leche de coco contiene una grasa saludable conocida como ácido láurico, un ácido graso de cadena media que se absorbe fácilmente y es utilizado por el cuerpo como fuente de energía.

​Los ácidos grasos de los cocos son básicamente saturados, pero no pienses que éstos incrementarán tus niveles de colesterol provocándote enfermedades cardíacas. Todo lo contrario: puede ayudarte a disminuir los niveles de colesterol malo, mejorando la presión sanguínea y previniendo ataques al corazón o derrames.

​La realidad es que las grasas de esta bebida son altas en calorías, por lo que hay que procurar tomar raciones más pequeñas en comparación con otras leches vegetales o animales o el agua de coco. Alrededor de medio vaso (125 ml) sería una buena ración tanto para consumirla sola como para incluirla en recetas o batidos.

​La leche de coco entera contiene todos sus ácidos grasos naturales, mientras que a la “light” se le ha quitado parte de la grasa, dando lugar a un líquido con menos calorías. Como la bebida de coco está libre de lácteos, lactosa, soja, frutos secos o cereales, es una excelente opción para cualquiera que sea alérgico a estos elementos. Además de ser recomendable también para los veganos y vegetarianos.

​100 gramos de leche de coco (entera/sin descremar) tienen alrededor de:

  • 197 calorías
  • 2.02 gramos de proteínas
  • 2.81 gramos de azúcar
  • 21.3  gramos de grasas
  • 220 miligramos de potasio

 

Beneficios de la Leche de Coco para la salud

​1. Mejora la salud del corazón disminuyendo la presión sanguínea y el colesterol

​Los cocos son una de las mejores fuentes de ácido láurico. El 50% de las grasas del coco es ácido láurico, el cual tiene propiedades antibacterianas y antivirales. De acuerdo a numerosos estudios, el ácido láurico es un tipo de ácido graso protector asociado a mejoras en los niveles de colesterol y la salud del corazón.

La grasa del coco ingerida en forma de leche no causa un efecto perjudicial en el perfil lipídico de la población en general. De hecho, es beneficiosa porque disminuye el colesterol LDL y aumenta el HDL (el bueno).

Como los cocos contienen minerales importantes para la circulación y el control de la presión sanguínea, también es útil para disminuir los niveles de presión en la sangre, manteniendo los vasos sanguíneos flexibles, elásticos y libres de la acumulación de placa. Por ejemplo, el magnesio puede ayudar a combatir el estrés y la tensión muscular, a la vez que mejora la circulación y mantiene los músculos relajados. Esto es importante a la hora de prevenir ataques al corazón.

​2. Construye músculo y ayuda a perder grasa

​Existen estudios que descubrieron que los triglicéridos de cadena media (TGCM) hallados en la leche de coco aumentan el gasto energético y ayudan a potenciar el rendimiento físico. Después de realizar una actividad física, los músculos necesitan nutrientes — incluyendo electrolitos como el magnesio y el potasio— para reparar los tejidos y que los músculos crezcan y se hagan más fuertes.

​Como esta bebida vegetal tiene una elevada cantidad de grasas saludables, también te ayuda a sentirte con energía y previene el picoteo entre horas a la largo del día, lo que facilitará bajar de peso o mantenerte en forma.

3. Proporciona electrolitos y previene la fatiga​

​Aunque el agua de coco tiene más electrolitos, la leche de coco también provee minerales importantes que son necesarios para mantener el volumen de sangre, regular la salud del corazón y prevenir la deshidratación o diarrea. Especialmente en épocas muy calurosas, cuando se hace ejercicio o después de estar enfermo, los electrolitos ayudan a prevenir el agotamiento, golpes de calor, problemas de corazón, dolor muscular, calambres y baja inmunidad.

También contiene tipos de triglecéridos de cadena media que son utilizados por el cerebro para obtener energía, sin que ni siquiera necesiten ser procesados a través del aparato digestivo.

​Las calorías de la bebida de coco son una rápida y eficiente fuente de calorías saludables para el cerebro, el cual principalmente está formado por grasas y que depende constantemente de ellas para funcionar correctamente.

​4. Ayuda a perder peso

​Seguir una dieta rica en triglicéridos de cadena media (TGCM) da lugar a una mayor pérdida de tejido adiposo (grasa corporal) que una dieta basada en ácidos grasos de cadena larga, tal vez debido al incremento del gasto energético y la oxidación de grasas.

​Los TGCM son considerados como agentes que ayudan en la prevención de la obesidad y estimulan la pérdida de peso. Al ser un alimento con elevado contenido de TGCM, la leche de coco es una bebida saciante y quemadora de grasas. Las grasas proporcionan una sensación de saciedad y satisfacción que puede ayudar a prevenir las escapadas a la nevera y a picar entre horas.

5. Mejora la digestión y alivia el estreñimiento

Un tracto digestivo bien hidratado es importante para prevenir y tratar el estreñimiento. La leche de coco nutre el revestimiento del aparato digestivo gracias a sus electrolitos y sus grasas saludables, mejorando la salud del intestino y previniendo enfermedades como el síndrome del colon irritable.

6. Controla los niveles de azúcar en la sangre y la diabetes

El contenido graso de la leche de coco puede ayudar a disminuir la tasa a la que el azúcar es liberado en el torrente sanguíneo, controlando los niveles de insulina y previniendo enfermedades como la diabetes. Ésta es una de las razones por las que la bebida de coco es especialmente recomendable a la hora de añadirla a recetas dulces y postres. Los TGCM son preferibles antes que el azúcar a la hora de proveer energía al cuerpo.

7. Ayuda a prevenir la anemia

Aunque el contenido de hierro de esta bebida no es muy alto, sigue siendo una buena manera de obtener este nutriente a través de un alimento vegetal, ayudando a prevenir la anemia.

8. Previene la inflamación en las articulaciones y la artritis

Los TGCM de la leche de coco ayudan a reducir la inflamación que está asociada a enfermedades dolorosas como la artritis y padecimientos en las articulaciones o los músculos. Esta bebida, en lugar del azúcar refinado, es aconsejable para personas con artritis (u otras enfermedades autoinmunes) ya que el azúcar es un proinflamatorio y está asociado a la inmunidad reducida, el dolor agudo e inflamación.

9. Previene las úlceras

Otro de los beneficios nutricionales de este maravilloso alimento que puede sorprenderte es que es capaz de reducir la aparición de úlceras. Cuando se le suministró leche de coco a ratas con úlceras, notaron una reducción en el tamaño de las úlceras de alrededor del 56%. Esta bebida tiene efectos protectores sobre la mucosa gástrica que provoca las dolorosas úlceras.

TN/psh.